TRIPLICA TU IMPACTO ❤️X3. ¡Ayuda al triple de animales haciendo una aportación ahora!

¿Qué protección tienen los animales criados para consumo en México?


Si bien es cierto que en México nos falta mucho camino por recorrer en materia de leyes para los animales, sobre todo para aquellos que están en granjas y mataderos, la ventaja de tener algunas (y estar constantemente trabajando para elaborar otras), es que queda marcado lo que se le puede y no se le puede hacer a un animal, y las sanciones correspondientes en caso de que esto no se cumpla. 

Desde nuestra primera investigación en México en 2016 hasta hoy, y gracias a las evidencias de crueldad animal que filmamos, hemos logrado importantes avances en México para las gallinas, vacas, terneros, borregos, pollos y cerdos. Pero para los peces no ha podido ser así porque en nuestro país no existe ninguna ley que los proteja.

Sigue leyendo para conocer la situación actual y descubrir cómo apoyar nuestro trabajo para crear más y mejores leyes para proteger a todos los animales criados para consumo y hacer cumplir las que ya existen.  

Presentamos la primera iniciativa de ley para que se proteja a los animales durante su crianza

En México no existe ningún tipo de protección para los animales durante su crianza, pues no se han incorporado a la legislación interna los criterios mínimos de protección establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal. Los Manuales de Buenas Prácticas Pecuarias no son obligatorios y no contemplan todos los aspectos que afectan a los animales.

Igualdad Animal presentó la primera iniciativa para que una ley de protección animal incluya un capítulo de bienestar durante la crianza, en el estado de Jalisco. Este es el primer paso, ¡ayúdanos a lograrlo uniéndote a Leyes para los Animales!

Los criterios establecidos para el transporte de animales son insuficientes

La Norma Oficial Mexicana 051 tiene por objetivo disminuir el sufrimiento de los animales durante su movilización, y su aplicación es obligatoria. Sin embargo, requiere una actualización, pues no garantiza buenos niveles de bienestar, ya que falta adecuar criterios como la capacitación del personal, tiempos máximos de transporte para evitar estrés a los animales, y procedimientos de respuesta a situaciones de emergencia.

No se aplican los métodos para evitar sufrimiento innecesario durante la matanza, ¡y lo hemos denunciado!

Los métodos para aturdir y dar muerte a los animales están regulados en la Norma Oficial Mexicana 033, cuya aplicación es obligatoria en rastros, mataderos y casas de matanza. 

La finalidad de esta Norma es establecer los métodos para dar muerte a los animales, garantizando buenos niveles de bienestar, con el propósito de disminuir al máximo el dolor, sufrimiento, ansiedad y estrés.  Hay un factor esencial para cumplir con este objetivo: que el personal encargado de la matanza esté capacitado, pero esto no es obligatorio.

Además, desde 2016, en Igualdad Animal hemos expuesto lo que ocurre en 22 rastros de México. El material recopilado por nuestros investigadores revela que la crueldad e ilegalidad son la regla y no la excepción en estos lugares, pues en realidad no cumplen con esta Norma.

Por ello, cada vez que presenciamos una situación así, denunciamos ante las autoridades competentes, con el fin de exigir que los actos de maltrato animal sean sancionados y erradicados. 

Recientemente, presentamos tres denuncias después de registrar imágenes de cerdos plenamente conscientes antes, durante, e incluso después de que les cortan la garganta en un rastro en Hidalgo. Puedes firmar aquí para apoyar las denuncias y recibir actualizaciones sobre su progreso.

En muchas de las leyes estatales de protección animal se considera maltrato el no aplicar los métodos mencionados en esta Norma para evitar sufrimiento innecesario. Si sabes de algún caso, ¡tú también puedes denunciarlo! Lee más aquí: ¿Cómo denunciar el maltrato y la crueldad animal en México?  

Un caso especial: los peces no son considerados animales

Si bien todos los animales explotados para consumo se encuentran en desventaja, existe un grupo aún más rezagado: los peces. Mientras que a las vacas, cerdos y aves apenas les abrimos paso como sujetos de protección, los peces ni siquiera son considerados animales por la normativa, por lo que nada de lo mencionado anteriormente aplica para ellos. 

Esto ha permitido que durante su crianza, transporte y matanza sufran en condiciones que les provocan estrés extremo y miedo, tal como lo muestra nuestra investigación en granjas de peces tilapia.

Las imágenes recopiladas demuestran cómo la falta de leyes que protejan a estos animales en México provocan graves faltas al bienestar animal más básico:

  • Los peces son criados en estanques en los que el agua está contaminada por sus desechos.
  • Los manipulan con brusquedad sin importar si caen al suelo y se lastiman.
  • Si no les “sirven”, los arrojan a la basura y los dejan morir de asfixia.
  • En una de las granjas, los operadores mencionaron que los peces tenían al menos 6 meses sin ser alimentados, por lo que empezaron a comerse entre ellos.
  • Meten cientos de peces en un mismo contenedor, provocando que sufran una muerte lenta ante la imposibilidad de respirar al tener hasta 400 kilos de peso encima.
  • Los matan sin aturdirlos.

Estas prácticas serían consideradas ilegales si fueran utilizadas con animales criados en tierra, como vacas y cerdos. A pesar de ello, se llevan a cabo regularmente con los peces y no existe legislación que lo impida.
Los peces son animales, sienten, ¡y nos necesitan urgentemente! ¡Firma ahora y ayúdanos a cambiar las leyes para todos los animales!


Más populares

junio 19, 2020

Todas las personas podemos denunciar el maltrato y la crueldad animal, a continuación te daré una breve guía para saber cómo hacerlo.
septiembre 29, 2020

Una historia impactante que nos muestra la amistad entre un buzo y un pulpo hembra y la sensibilidad e inteligencia de estos increíbles animales.
abril 17, 2017

No venimos a repetir lo que sobre ellas dice la creencia popular. Hoy te decimos cómo son las gallinas en realidad: animales dotados de una inteligencia y sensibilidad sorprendentes similares a la de mamíferos y primates.