iAnimal sigue impactando a figuras políticas

Desde su lanzamiento hace tres años en 5 países, nuestra experiencia de realidad virtual iAnimal ha sido vista por miles de personas. Y también, en nuestros esfuerzos por promover cambios favorables para los animales a nivel legislativo, a través de iAnimal hemos llegado a cientos de políticos en diferentes países.

En México, el diputado por el estado de Jalisco Salvador Caro, quien impulsó nuestra iniciativa para que el incumplimiento de las normas oficiales mexicanas en los rastros del estado fuera considerado un delito y que fue aprobada con una votación avasalladora, también probó la impactante experiencia inmersiva iAnimal.

Me parece que el que todos podamos tener acceso a una edad razonable a esta información podría cambiar el mundo.

Salvador Caro. Diputado por el estado de Jalisco.

En sus propias palabras, Caro reconoció que iAnimal es una herramienta poderosa para el cambio que tanto necesitan los animales ya que permite sensibilizar a las personas para que puedan crear lazos de empatía con ellos: “Me parece que el uso de este tipo de tecnología es contundente. Permite situarnos de tal forma que nuestro compromiso con el bienestar de los animales sea genuino, espontáneo y compasivo”, comentó.

iAnimal también llegó a la Cámara de Representantes en Alemania, el Ayuntamiento de Milán en Italia, enviamos auriculares a la Convención Demócrata de los Estados Unidos y a las principales convenciones políticas del Reino Unido contando con la participación de políticos de todos los niveles de la sociedad civil y con el apoyo de tres partidos principales. La mayor parte de estos últimos quedaron impactados al conocer las condiciones extremas en las que viven los animales de granja a pesar de que estas son las habituales en todo el mundo.

Al igual que la mayoría de los espectadores, los políticos que han probado iAnimal nunca habían estado dentro de una granja. Y ese es precisamente el poder de iAnimal: conseguir colocarnos en el lugar de los animales y ver todo desde la perspectiva de ellos. Y abrir los ojos ante el horror que viven día tras día es también el primer paso para lograr cambios a nivel político.