¿Sabes por qué amamos a nuestros investigadores?

Ellos y ellas son valientes, todos unos profesionales y se dedican sin descanso a ayudar a los animales. Sí, los héroes existen y, afortunadamente, los animales cuentan con muchos de ellos en todas partes del mundo, dispuestos a sacar a la luz la realidad que la ganadería oculta.

Si no fuera por el trabajo de nuestros investigadores sería imposible que las personas supieran por qué la industria ganadera es responsable de provocar el mayor maltrato animal, sus crueles prácticas permanecerían ocultas, silenciadas igual que las voces de los sensibles y maravillosos animales que detrás de sus paredes no alcanzan a tener un instante de paz en todas sus vidas.

Pero documentar el horror que viven los animales atrapados en las granjas industriales no es nada fácil. Se requiere una gran preparación, conocimientos y, sobre todo, valentía porque para alguien que es un defensor de los animales, como lo son nuestros investigadores, es muy duro tener que ser testigo de su inmenso sufrimiento. Ellos conocen la verdadera cara del maltrato animal en una escala industrial y todos los horrores que implica.

Las imágenes que obtienen hacen posible que esta realidad pueda ser conocida por millones de personas. Es gracias a ellos que una luz de esperanza se mantiene encendida. Gracias a ellos el mundo es cada día un lugar mejor para todos los animales.

¡Gracias, compañeras y compañeros!