Carne limpia

Publican nuevo libro sobre “carne limpia”

Un nuevo libro sobre “carne limpia”, es decir, carne real que no implica la muerte de ningún animal, fue presentado al público recientemente y ya está disponible a la venta. Se trata de Carne Nueva: viviendo sin sufrimiento animal, la primera obra del periodista Hendrik Hassel, quien además es Gerente de Comunicaciones en Igualdad Animal Alemania.

La “carne limpia” es carne cultivada a partir de células animales y, por lo tanto, no implica la cría ni matanza de animales ni el gran impacto medioambiental de la ganadería industrial. Desde hace varios años la producción de carne ha sido calificada como una amenaza para el planeta y nuestra salud además de ser responsable de provocar el mayor sufrimiento animal por organismos como Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). La actividad de esta industria genera el 14.5% del total de los gases de efecto invernadero producidos a nivel mundial y provoca un inmenso derroche y contaminación de recursos como el agua y las tierras.

En Carne Nueva, Hassel nos conduce a un viaje por los centros de producción de “carne limpia”, los laboratorios y salas de producción y los increíbles avances que están teniendo lugar en Israel, China, Rusia, Estados Unidos y los Países Bajos.

Una nueva forma de producir carne sin mataderos es posible gracias a las increíbles oportunidades que los desarrollos tecnológicos actuales ofrecen y los desafíos que estos enfrentan. Y en su libro, Hassel habla de esta posibilidad con datos concretos y verificables: los estudios realizados hasta la fecha indican que el 20% de la población en Alemania está interesada en probar la “carne limpia”, y esto sería más que suficiente para provocar que la demanda sea mayor que la oferta. 

Además, las personas más jóvenes están más abiertas a esta posibilidad y en un futuro cercano lo estarán aún más. “Cuanto más familiarizados estamos con un tema, más abiertamente reaccionamos. En el pasado, muchas personas encontraban los teléfonos inteligentes extraños y no veían la necesidad de comprarlos. Pero cuanto más gente usa los teléfonos inteligentes, más interesante se vuelve para los más escépticos”, indicó Hassel en un artículo de su autoría.