¿Pollo o gato? ¡Adivina quién es quién!

Los gatos y las gallinas se han clasificado desde hace mucho tiempo en dos categorías diferentes: a unos los comemos y a los otros los amamos. Sin embargo, ¡te sorprenderá saber que tienen muchas similitudes!

1. ELLOS RONRONEAN

Tanto los gatos como los pollos ronronean cuando están contentos. ¡Es verdad! Si le das a un pollo un buena sesión de caricias, ronroneará como un gato.

2. SON SOCIALES

Los pollos ganan esta vez. Mientras que los gallos tienden a mantenerse solos, a las gallinas y los polluelos les gusta pasar sus días juntos, escarbando para conseguir comida, bañándose en la tierra, posandose en los árboles y tumbándose al sol. Y eso de que mantienen un “orden jerárquico” entre ellos ¡es real!

3. MUESTRAN EMPATÍA

Se ha observado que las gallinas madres se preocupan cuando piensan que sus polluelos están en peligro. Si sus polluelos se separan de ella, la madre se apresurará a ayudarlos y los traerá de vuelta al nido. Los investigadores creen que significa que las gallinas son animales que sienten empatía por otros. Aunque los gatos pueden mostrar emoción, ¡sé que mis gatos no ganarían ningún premio por ser precisamente tan empáticos! 😛

4. HABLAN MUCHO

No está claro si los pollos y los gatos tienen conversaciones profundas con los de su propia especie, pero definitivamente ambos son muy vocales. Los investigadores dicen que han encontrado que los pollos utilizan hasta 30 vocalizaciones diferentes, desde el sonido de las alarmas hasta la canción de la ceremonia de “poner el huevo”. ¡La comunicación incluso comienza antes de eclosionar! Mientras aún están dentro del huevo, las gallinas madre cantan a sus crías, y estas le responden.

5. SON INTELIGENTES

Si tienes un gato, ya sabes lo inteligente (y furtivo) que puede ser. Pero, ¿sabías que los pollos también muestran muchas habilidades complejas? Han demostrado su habilidad para resolver problemas, ser creativos ¡e incluso habilidades para la aritmética básica! También pueden reconocer hasta 100 individuos en un grupo.

6. SON CUIDADOS Y AMADOS EN MUCHOS HOGARES

Según Statista, 94,2 millones de gatos viven en hogares estadounidenses, ¡incluso más que los perros! Y mientras que algunas personas tienen pollos como animales de compañía, la mayoría de los pollos viven vidas cortas y miserables. Se estima que cada año se sacrifican unos 66 billones de pollos por su carne. Estas aves han sido seleccionadas genéticamente para crecer a un ritmo anormalmente rápido, lo cual les provoca un intenso sufrimiento físico en el curso de sus cortas vidas que terminan cuando son llevadas al matadero con apenas 42 días de edad.

Investigación en industria de pollos de México

Mientras que rasgos como la inteligencia no deberían ser razón suficiente para tratar a un individuo de cierta manera, seguro que te hace preguntarte por qué favorecemos a algunos animales sobre otros. Y la forma en que tratamos a los pollos criados para la producción de carne en las granjas modernas es absolutamente espantosa.

Aunque deberían tener acceso al sol y al aire libre, están en cobertizos gigantescos junto a decenas de miles de otras aves. Mientras deberían estar escarbando con curiosidad en la tierra y la hierba, sus estómagos se queman con el amoníaco generado por sus propias inmundicias. Mientras que deberían estar jugando, están luchando por mantenerse en pie. Aunque deberían vivir hasta los 8-10 años de edad, normalmente son matados a los 42 días.

Pedimos a algunas de las empresas más grandes del mundo que eliminen los peores abusos en sus cadenas de suministro de pollos. McDonald’s es una de esas compañías que todavía se niegan a hacerlo. Por favor, ¡exige que tomen medidas para ayudar a estos inocentes pollitos!

Artículo traducido y adaptado del original en inglés escrito por Dane Charbeneau, Directora de Campañas de Igualdad Animal en Estados Unidos.