Millenial de compras

Las nuevas generaciones cambian la industria

La industria alimentaria se ve desafiada por los nuevos consumidores que quieren saber lo que contiene su comida. Están cuestionando, además de los factores tradicionales como costo, conveniencia y sabor, aspectos como trazabilidad, calidad de los ingredientes, las prácticas de producción, la sustentabilidad del empaque, el desperdicio de alimentos, trato que se brinda a colaboradores y, por supuesto, las buenas prácticas de bienestar animal. 

Se prevé que para el 2027 la generación Z (nacida entre 1998 y 2016) representará un 28% de la población global, combinada con los millennials (nacidos entre 1981 y 1997) que representan el  52% de la población mundial. Son ellos los que están seleccionando marcas y empresas basándose en la responsabilidad que tienen ante la sociedad y la posibilidad que tener un impacto positivo en el mundo.

La compañías de alimentos necesitan prepararse para crear y adoptar una nueva relación con sus consumidores, generar confianza, reconocer y abordar positivamente sus preocupaciones, ya que este momento puede ser una oportunidad para las empresas y no un obstáculo. 

Las empresas deben crear un propósito más allá del concepto de Responsabilidad Social, ya que se han convertido en actores políticos y sociales siendo más influyentes que los gobiernos al ser un foco de demandas sociales. La empresas tienen la oportunidad de hacer del propósito un negocio, pero antes deben escuchar las demandas de sus clientes.