Joaquin Phoenix

Joaquin Phoenix contra la crueldad de la ganadería al ganar el Oscar

Tal como se esperaba, Joaquin Phoenix recibió el premio de la Academia. Y una vez más utilizó los escasos minutos otorgados para su discurso de aceptación para transmitir un poderoso mensaje en el que habló de la crueldad hacia los animales en la industria ganadera.

“Nos sentimos con derecho a inseminar artificialmente una vaca y cuando da a luz, le robamos su bebé, aunque sus gritos de angustia son inconfundibles. Luego tomamos su leche que está destinada a su ternero y la ponemos en nuestro café y nuestro cereal”.

Joaquin también ofreció palabras de optimismo al referirse a la necesidad de un cambio individual del que todos debemos formar parte para hacer frente a la crisis climática de la cual la ganadería es factor principal.

Creo que le tememos a la idea de un cambio personal porque creemos que tenemos que sacrificar algo, renunciar a algo. Pero los seres humanos en nuestro mejor momento somos tan inventivos y creativos e ingeniosos. Y creo que cuando usamos el amor y la compasión como nuestros principios rectores, podemos crear, desarrollar e implementar sistemas de cambio que son beneficiosos para todos los seres sensibles y para el medio ambiente. “.

Hace una semana, Joaquin se unió a Igualdad Animal en una protesta contra el impacto medioambiental de la ganadería. Durante la misma animó a las personas a optar por una alimentación basada en plantas: «Creo que tenemos la responsabilidad personal de tomar medidas ahora mismo.  Una forma de mitigar el cambio climático es ajustando nuestro consumo y optar por una alimentación basada en vegetales».

A continuación, su discurso íntegro:

“Estoy lleno de tanta gratitud ahora. No me siento elevado por encima de ninguno de mis compañeros nominados ni de nadie en esta sala, porque compartimos el mismo amor, ese es el amor al cine. Y esta forma de expresión me ha dado la vida más extraordinaria. No sé dónde estaría sin ella.

Pero creo que el mayor regalo que me ha dado a mí, y a mucha gente en [esta industria] es la oportunidad de usar nuestra voz para los que no la tienen. He estado pensando en algunos de los problemas angustiosos que hemos estado enfrentando colectivamente.

Creo que a veces sentimos o se nos hace sentir que defendemos diferentes causas. Pero para mí, veo cosas en común. Creo que, ya sea que hablemos de la desigualdad de género o el racismo o los derechos de los homosexuales o los derechos de los indígenas o los derechos de los animales, estamos hablando de la lucha contra la injusticia.

Estamos hablando de la lucha contra la creencia de que una nación, un pueblo, una raza, un género, una especie, tiene el derecho de dominar, usar y controlar a otro con impunidad.

Creo que nos hemos desconectado mucho del mundo natural. Y muchos de nosotros, de lo que somos culpables es de una visión egocéntrica del mundo: La creencia de que somos el centro del universo. Entramos en el mundo natural y lo saqueamos por sus recursos. Nos sentimos con derecho a inseminar artificialmente una vaca y cuando da a luz, le robamos su bebé, aunque sus gritos de angustia sean inconfundibles. Luego tomamos su leche que está destinada a su ternero y la ponemos en nuestro café y nuestro cereal.

Y creo que le tememos a la idea de un cambio personal, porque creemos que tenemos que sacrificar algo, renunciar a algo. Pero los seres humanos en nuestro mejor momento somos tan inventivos y creativos e ingeniosos. Y creo que cuando usamos el amor y la compasión como nuestros principios rectores, podemos crear, desarrollar e implementar sistemas de cambio que son beneficiosos para todos los seres sensibles y para el medio ambiente.

He sido un sinvergüenza en mi vida. He sido egoísta, he sido cruel a veces, difícil de trabajar y malagradecido. Pero muchos de ustedes en esta sala me han dado una segunda oportunidad. Y creo que es cuando estamos en nuestro mejor momento: Cuando nos apoyamos, no cuando nos anulamos por errores pasados, sino cuando nos ayudamos a crecer, cuando nos educamos, cuando nos guiamos hacia la redención. Eso es lo mejor de la humanidad

Cuando tenía 17 años, mi hermano River escribió esta letra. Decía: “Corre al rescate con amor y la paz te seguirá.

Gracias.”

Haz un obsequio a los animales para poner fin a la crueldad.