TODAS LAS APORTACIONES SE DUPLICAN HASTA EL 31 DE DICIEMBRE. ¡APROVECHA AHORA!

Escándalo en granja con sello de bienestar animal

Esta nueva investigación en Reino Unido documenta la realidad que se esconde tras la certificación de calidad de esta granja.

La nueva investigación encubierta documenta que hasta 100 gallinas permanecen encerradas en una sola jaula, viviendo entre ratones y cadáveres en descomposición en una granja de huevos de West Sussex.

Kinswood Eggs, galardonada con la etiqueta de garantía de calidad “Laid in Britain”, confina a unas 320.000 gallinas y produce la asombrosa cantidad de 72 millones de huevos al año. La granja suministra huevos a un número de mayoristas del Reino Unido y empresas de catering locales.

Los investigadores de Igualdad Animal visitaron Kinswood Eggs Ltd tres veces entre junio y septiembre de 2020 y esto es lo que encontraron:

  • Nueve galpones gigantescos de gallinas, algunos apilados con jaulas de cuatro pisos de alto y con más de 30.000 aves en un solo galpón.
  • Nueve galpones gigantescos de gallinas, algunos apilados con jaulas de cuatro pisos de alto y con más de 30.000 aves en un solo galpón.
  • Las gallinas se vieron obligadas a vivir en jaulas extremadamente superpobladas, con hasta 100 aves en una sola jaula. Se encontró que las gallinas recibían menos espacio que una hoja de papel, una clara violación de las leyes aplicables.
  • Pollitos de un día de edad empaquetados en jaulas vacías con piso de alambre.
  • Las gallinas sufrían de una severa pérdida de plumas, algunas casi calvas; otras mostraban signos de hernias y laceraciones en la piel.
  • Cadáveres de gallinas en descomposición dejados en jaulas con aves vivas.
  • Ratones presentes en todos los cobertizos y veneno tóxico para roedores esparcido por los pisos.
  • Cadáveres de pájaros en descomposición tirados en cubos, atrayendo gusanos y moscas.

Al amontonar un gran número de gallinas en una sola jaula, Kinswood Eggs está violando las regulaciones inglesas de bienestar animal. Con tantas aves en una jaula, el número de comederos y bebederos que se proporcionan no cumple con los requisitos legales mínimos.

El Profesor Andrew Knight, Profesor Veterinario de Bienestar y Ética Animal, revisó los hallazgos de Igualdad Animal y expresó su preocupación: “Algunas de estas aves estaban tan apretadas que habrían tenido dificultades para realizar comportamientos naturales altamente motivados, como estirar las alas y aletear, causando estrés y un bienestar deficiente”. 

Igualdad Animal pide al gobierno que prohíba las jaulas para las gallinas británicas, lo que impactaría a 16 millones de gallinas al año. 

AYUDA A LAS GALLINAS EN MÉXICO

En México, Igualdad Animal tiene la campaña #NoMasJaulas para poner fin a este cruel sistema, lo que impactaría a más de 200 millones de gallinas.