LOS MERCADOS HÚMEDOS SON UN PELIGRO PARA ANIMALES Y HUMANOS FIRMA AHORA

Presentan proyecto de ley para prohibir mercados húmedos de Nueva York

, Nueva York

La iniciativa pretende detener inmediatamente las operaciones de estos establecimientos además de la emisión de nuevas licencias.

La asambleísta de Nueva York, Linda B. Rosenthal, y el senador del estado, Luis Sepúlveda, presentaron el proyecto de ley A.10399 cuyo propósito es prohibir que los mercados húmedos o mercados de animales vivos operen en todo el estado.

Actualmente, en Nueva York hay más de 80 mercados de animales vivos en los que se matan en el acto y se venden gallinas, patos, pollos,conejos, cabras y vacas, es decir, de la misma forma que ocurre en los mercados húmedos como el de Wuhan donde los científicos creen que pudo haberse originado el COVID-19.

Conoce el trabajo de los valientes investigadores de Igualdad animal en mercados húmedos de Asia

Antes de que esto tuviera lugar, la Sociedad Humanitaria de Nueva York obtuvo un informe realizado por el Departamento de Agricultura y Mercados del Estado de Nueva York que compila los resultados de las inspecciones efectuadas durante cuatro meses en estos establecimientos. 

El documento confirma las terribles condiciones insalubres de los mercados húmedos y múltiples violaciones a las normas de seguridad vigentes: 

  • Maquinaria de desplume y evisceración cubierta de “mugre” sangrienta;
  • Los equipos de calefacción y ventilación utilizados provocan que la sangre y las vísceras se acumulen en el interior de las zonas del mercado;
  • Bolsas llenas de sangre visibles desde la acera que dejan escapar materiales biológicos al suelo;
  • Los trabajadores no llevan guantes, delantales ni protectores de zapatos mientras matan a los animales;
  • Presencia rutinaria de moscas, cucarachas y ratas en los mercados.

A pesar de que la gran mayoría de los mercados húmedos de Nueva York se encuentran al lado de escuelas, parques infantiles y edificios y casas aún cuando existe una ley que desde hace más de una década lo prohíbe, hasta la fecha no hay registro de que ningún mercado de animales vivos haya sido clausurado por cometer estas violaciones.

“Los cientos de páginas de informes de inspección documentan las condiciones deficientes en casi todos los mercados de la ciudad. Las inspecciones no cuentan la historia de un mal actor atrapado en un mal día, cuentan la historia de una industria que, como resultado de una pobre regulación y supervisión, ha permitido que las condiciones degeneren hasta el punto de convertirse en un riesgo para la salud pública” .

Linda B. Rosenthal – Asambleísta e impulsora del proyecto de ley

Asimismo, el proyecto de ley pide a la Asamblea del Estado de Nueva York, al gobernador y al Senado que formen un grupo de trabajo conformado por especialistas en propagación de enfermedades entre animales y humanos y prácticas agrícolas que se encargue de examinar el impacto de los mercados en la salud humana.   

 “En cuestión de semanas, COVID-19 ha hecho estragos en Nueva York y ha cambiado la vida de millones de neoyorquinos”, dijo Rosenthal. “Como responsables políticos, tenemos la responsabilidad de responder a esta crisis haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para prevenir la próxima pandemia. Cerrar los mercados de animales vivos de Nueva York, que funcionan en barrios residenciales y no se adhieren ni siquiera a las normas sanitarias más básicas, hasta que determinemos si se pueden hacer seguros, es un primer paso vital”, agregó la impulsora del proyecto de ley.