Testimonios de compasión: de granjeros a defensores de animales

Hace algunos años sus testimonios no eran para nada comunes. Algo está cambiando en el mundo y nos está conduciendo hacia una sociedad más compasiva que tiene cada vez más en cuenta a los animales.

La historias que se presentan a continuación son testimonios de esa transformación y del valor que tiene exponer la realidad que viven los animales dentro de la industria ganadera para cambiar su destino.

 

1.Phil Hörmann: de matarife a defensor de animales

Phil fue carnicero, matarife, cazador y también ganadero. Creció en una granja lechera y, a pesar de haber pasado toda su vida rodeado de animales, desde pequeño le inculcaron que estos solo eran recursos de los cuales se podía sacar provecho. Fue solo hasta adulto que se dio cuenta de las contradicciones de dicha apreciación.

“No necesitamos explotar a los animales para vivir sanos y felices. Cuando comprendes esto, la solución es sencilla: compramos productos vegetales y cerramos el grifo a las empresas que explotan a los animales”, afirma Hörmann. A medida que fue conociendo más sobre la defensa de los animales comenzó a seguir una alimentación vegana y colaborar con organizaciones animalistas en campañas informativas y como investigador. Actualmente lleva adelante la inciativa “Si yo he podido, tú también puedes” en la que carniceros, matarifes o cazadores explican qué los llevo a hacerse veganos y defensores de los animales.

 

2.La granjera que no pudo separar más vacas de sus hijos

Michelle trabajó durante 15 años en la industria láctea y como cualquier granjero tuvo que llevar a cabo prácticas estándar de la industria que son inmensamente crueles con vacas y terneros: la descornó, cortó sus pezones, las separó una y mil veces de sus hijos y, también, envió a unos y a otros al matadero.

“No tengo ni idea de cuántas madres y bebés puse en el remolque para enviarlos al matadero. Cuántas madres se quedaron sin sus bebés. Y lloraron y los  llamaron”, confiesa Michelle. Actualmente se dedica a contar su historia para mostrar esta realidad y darle así una voz a las madres e hijos atrapados en esta cruel industria.

 

Granjeros y matarifes que ahora defienden a los animales

 

3.El granjero que envió todas sus vacas a un refugio de animales

Poco antes de jubilarse, Jay Wilde decidió enviar a las vacas de su granja a un refugio de animales en lugar del matadero. Tras haberse enviado durante años a cientos vacas a la muerte, un día sintió que no podría seguir haciéndolo: ”estaba resultando muy difícil cuidarlas por dos o tres años, llegar a conocerlas muy bien y luego enviarlas al matadero. Sientes como si las has traicionado. Puedes saber cuando están felices, tristes o aburridas y puedes ver cuando algo ocurre a través de sus ojos. Tienen excelente memoria y un amplio rango emocional. Pueden formar lazos. Incluso las he visto llorar».

 

Fuente:

https://www.eldiario.es/caballodenietzsche/Carniceros-matanza-animales_6_879522055.html

http://www.bbc.com/news/av/magazine-40448684/the-beef-farmer-rescuing-his-cows-from-the-slaughterhouse