Redes sociales: un aliado contra el maltrato animal

Se han incorporado a la vida cotidiana de tal forma que es difícil imaginarla sin ella. Internet y, posteriormente, las redes sociales, han transformado el mundo y han creado una auténtica revolución en la comunicación al ser la plataforma en donde quienes han logrado construir espacios de confianza exponen la verdad para dar paso a profundas transformaciones.

El estudio “Hábitos de los usuarios de internet en México 2018” reveló que 79.1 millones de mexicanos utiliza internet y que el acceso a las redes sociales es su principal actividad en línea y a la que dedican el 89% de su tiempo de conexión. Los defensores de animales aprovechan esta herramienta para generar el cambio social que tanto necesitan los animales que sufren en las granjas y mataderos industriales.  

Aunque las organizaciones que defienden a los animales no cuentan con los gigantescos presupuestos que la industria cárnica destina a su publicidad engañosa que muestra animales felices corriendo libremente sobre verdes prados, en su lugar logran exponer directamente en las redes ante los consumidores la realidad que ésta oculta sobre el sufrimiento de los animales.

Las investigaciones que llegan a los usuarios los convierten en testigos de esta realidad y motores de cambio. Las imágenes que evidencian la crueldad de las prácticas y abusos hacia los animales permiten que las campañas online consigan un gran apoyo para lograr que la industria cambie sus políticas para mejorar sus vidas. Además, dejan muy claro a la industria que las organizaciones están atentas a todo lo que ocurre a los animales dentro de ella, y esta asume como única alternativa posible acabar con esta crueldad a través de la implementación de controles estrictos.

Las organizaciones seguirán llevando adelante su misión de mostrar la verdad para  acercarnos cada vez más hacia un mundo justo para los animales. Y mientras que la industria se mantenga invirtiendo millones en ocultar la realidad, las redes seguirán convirtiendo a cada vez más consumidores en los principales protagonistas de esta indispensable e inevitable transformación social.