Aria: una sobreviviente de la cruel industria del huevo

Desde su primer día de vida, Aria tuvo que soportar una brutal violencia en su frágil cuerpo, día tras día, durante los casi dos años que estuvo encerrada en una jaula donde nunca pudo extender sus alas. Nunca existió algún tipo de consideración hacia ella, y una vez que su ritmo de puesta de huevos disminuyó, de inmediato fue desechada como basura.

Aria nació dentro de la industria del huevo y por eso desde su primer día de vida estaba destinada a ser utilizada como una máquina de producción.

Todas las gallinas son enviadas al matadero cuando dejan de ser rentables para esta cruel industria. Y a las «gallinas gastadas» como Aria, los productores prefieren matarlas gaseándolas con altas concentraciones de dióxido de carbono.

 

 

Aria es una de esas pocas afortunadas gallinas a quienes el gas, en muy raras ocasiones, no llega a matar. Un supervisor de la granja la encontró dentro de una pila de cadáveres y se negó a enviarla a gasear de nuevo y se la llevó a su casa. El hecho de que esta gallina venciera a la muerte contra todo pronóstico lo conmovió profundamente.

 

Lo próximo era conseguir un lugar para que Aria pudiera comenzar una nueva vida en libertad y junto a otras gallinas, y en el refugio de animales de granja Farm Sanctuary estuvieron felices de recibirla.

 

 

Al igual que otras gallinas que pasan su vida dentro de una jaula, la salud de Aria estaba muy perjudicada al llegar a su nuevo hogar. Pero gracias a los baños de sol que tomó a diario y esmerada atención que recibió pudo mejorar mucho y se integró maravillosamente al grupo de más de 40 gallinas del refugio.

La industria del huevo somete con brutalidad y crueldad y trata como mercancía a miles de millones de gallinas inteligentes, sociables y sensibles como Aria. El afortunado giro que tuvo su vida es el mismo que quisiéramos para cada gallina atrapada en la infernal maquinaria de la ganadería.

En Igualdad Animal estamos trabajando para poner fin a las jaulas de gallinas. ¡Únete a los Protectores de Animales en México para ayudarnos a salvar animales!