En 2040, el 60% de la carne que comeremos será libre de muertes

¡Está tan cerca!

No hay vuelta atrás. El impacto que la producción de carne tiene en el planeta, y la creciente  preocupación de los consumidores por el sufrimiento de los animales en la ganadería, han sembrado el camino para un cambio radical en la forma en que produciremos lo que comeremos en el futuro.

Y es que cada vez más personas también se enteran sobre los muchos beneficios que una alimentación basada en vegetales aporta a la salud y de las ventajas que las diferentes alternativas tienen sobre la carne producida a partir de animales.

“Para los consumidores apasionados de carne, el aumento previsto de productos cárnicos cultivados significa que todavía pueden disfrutar de la misma dieta de siempre, pero sin el mismo costo medioambiental y animal”.

Carsten Gerhardt, socio de AT Kearney.

Un nuevo reporte de la consultora global AT Kearney ha estimado que para el año 2040 el 25% de toda la carne que será consumida en el planeta será producida a partir de células de animales y un 35% serán alternativas a la carne producidas a partir de vegetales.

El reporte también destaca la eficiencia del sistema de producción de estas alternativas en comparación con el de la carne convencional. Este último es uno de los factores principales del cambio climático al ser responsable de emitir el 18% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en el mundo, la destrucción de selvas y la contaminación del suelo, ríos y mares.