Productos cárnicos procesados

Aumenta el retiro de carne en EE.UU. por presencia de plástico, vidrio y metal

Trozos de metal, vidrio, plástico duro y goma están cada vez más presentes en los productos cárnicos procesados y esto ha provocado que la retirada de los mismos alcance un número récord.

De acuerdo con un análisis de los registros federales realizado por el Washington Post, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en ingles) registró 34 retiradas de productos por este motivo que implicó que 77 mil de toneladas de carne quedaran fuera del mercado. La cifra indica un drástico aumento con respecto a hace 10 años, ya que en 2009 solo se llevaron a cabo 5 retiradas. 

Te puede interesar: Un mayor consumo de proteína animal apunta a un mayor riesgo de muerte

Las partes metálicas provienen de las mismas máquinas que trituran y mezclan los ingredientes, mientras que trozos de los guantes de goma de los trabajadores caen en la carne. Los envases de plástico y vidrio de los ingredientes también se muelen en las mezclas de productos cárnicos de marcas tan queridas y reconocidas como las carnes de pollo de Tyson Foods y las salchichas de Jimmy Dean y Spam.

«Es un shock encontrar algo que claramente no pertenece a un producto, como un tornillo, virutas de metal o material de empaquetado. La preocupación siempre es haberse tragado otros pedazos sin querer».

Robert Rausch, Abogado especializado en seguridad alimentaria.

Estos “objetos extraños”, que es como son identificados por el USDA, no son encontrados por el consumidor sino hasta que este muerde el producto. Entre los riesgos que presentan se encuentran que pueden astillar los dientes al ser masticados, causar asfixia y dañar el tracto intestinal.

El USDA ha comunicado que las retiradas también han aumentado debido a que los fabricantes han acelerado la velocidad de la producción usando equipos viejos que fallan al ser sometidos a un ritmo tan intenso. De igual manera, las quejas de los consumidores han aumentando y las están haciendo públicas a través de las redes sociales incluyendo fotos de los alimentos contaminados. A pesar de que la USDA instó a los fabricantes a responder rápidamente ante esta situación los retiros solo tuvieron lugar luego de “múltiples quejas de los clientes”.

Los productos cárnicos procesados van desde la carne cruda y marinada hasta aquellos que ya están cocidos y listos para servir luego de ser calentados. Los más retirados han sido las salchichas y productos de pollo empanizado, carnes de charcutería, guisos de carne, burritos rellenos de carne, hamburguesas y pizza de pollo.