Un mayor consumo de proteína animal apunta a un mayor riesgo de muerte

Más y más estudios revelan que consumir proteínas de origen animal es perjudicial para nuestra salud. Y así lo confirma un estudio de la Universidad de Harvard que demostró que el consumo de carne roja aumenta el riesgo de una muerte prematura.

Te puede interesar: 4 compuestos de la carne que afectan gravemente tu salud

La investigación basada en los datos proporcionados por 53.553 mujeres y 27.916 hombres, todos libres de enfermedades cardiovasculares y cáncer, permitió analizar cualquier cambio ocurrido en las cantidades de carne que consumieron durante 8 años. Los resultados demostraron que aquellos que aumentaron su consumo de carne en media porción al día tenían un riesgo un 13% mayor de mortalidad y que existen asociaciones entre el aumento del consumo de carne roja y el de muertes por enfermedades cardiovasculares, respiratorias y neurodegenerativas.

Otro estudio pero de los investigadores del Massachusetts General Hospital que fue realizado durante los años 80 en más de 130.000 personas, también descubrió que hay una relación entre una alimentación basada en proteínas animales y un mayor riesgo de muerte. Personas que seguían una alimentación basada en plantas corrían un menor riesgo.

«Sobre cualquier otra cosa, el estudio viene a sumarse a la opinión de que se deberían promocionar los productos vegetales, incluyendo las fuentes vegetales de proteínas, para una alimentación saludable, y de que los alimentos de origen animal deberían reducirse», comentó sobre este estudio el Profesor Tim Key, Director del Departamento de Epidemiología del Cáncer de la Universidad de Oxford.