Gallina en jaula

¿Por qué rechazar las jaulas al 100 por ciento?

En ocasiones estamos tan poco familiarizados con leer las etiquetas o conocer sobre las acciones de responsabilidad social que realiza una empresa. Como consumidores tenemos tanto la responsabilidad como el derecho de estar informados, pero, ¿qué pasa cuando hay omisiones?, ¿qué podemos hacer cuando nadie nos dice con precisión cuáles son las condiciones en las que viven los animales en las granjas?

También es un hecho que es relativamente más común tener acceso a fuentes de información inmediata pero ¿cómo navegar y encontrar la información correcta para tomar las mejores decisiones de compra entre un mundo de distracciones y publicidad engañosa?

Es por eso que las empresas del sector alimentario tienen en sus manos una gran responsabilidad. Si los productores de huevo, por ejemplo, jamás muestran y describen lo que sucede dentro de sus granjas, es el turno para las empresas que consumen grandes cantidades de huevo de posicionarse ante un tema tan urgente como lo son las jaulas en las que se mantiene a las gallinas prácticamente toda su vida. 

Las jaulas son un sistema cuestionado a nivel global ¡Más de 1,000 empresas y marcas alrededor del mundo ya tienen un compromiso para prohibir a sus proveedores de huevo que utilicen jaulas para antes de 2025!

Algunas empresas argumentan que si son pequeñas no representan ningún cambio verdadero para la industria y, por eso, prefieren no rechazar las jaulas. Pero si una empresa es pequeña, ¿realmente no puede hacer la diferencia?

Hagamos matemáticas sencillas para ponerlo en perspectiva: una pastelería con 10 sucursales, por ejemplo, que consume aproximadamente 30 cajas de huevos a la semana. Si dicha empresa se comprometiera a rechazar al 100% las jaulas ¿cuántas gallinas dejarían de vivir en jaulas diminutas de metal sin poder estirar sus alas?  

30 cajas por 360 huevos, cada caja por 52 semanas en un año, es igual a 561,600 huevos al año. Y 561,600 huevos equivale a más de 2,000 gallinas encerradas en jaulas. Y también hay que tener en cuenta que el consumo promedio aproximado de huevo en México es de 365 huevos al año por persona

En resumen, si la empresa hiciera un compromiso para rechazar las jaulas en el 100% de su suministro de huevo estaría evitando que 2,000 gallinas vivan en jaulas y para lograr eso, se necesitaría que más de 1,500 mexicanos hicieran un compromiso similar. 


Es por todo esto que seguimos avanzando para lograr que más empresas rechacen la crueldad de las jaulas. Actualmente tenemos una petición para que Dulce Rojo se comprometa a prohibir las jaulas en su cadena de suministro de huevo. Por favor, ayuda firmando y compartiendo aquí