Historias que inspiran: el granjero que dejó de matar animales

Para mantener su negocio, Mike Lanigan debía enviar constantemente las vacas que criaba al matadero. Y si algo aprendió muy temprano fue que cada vez que esto ocurría y ante el impacto que le provocaba “siendo granjero, tú simplemente miras para otro lado”.

Pero todo cambió para él un día y desde entonces no pudo hacer más la vista gorda. Fue cuando estaba ayudando a un ternero recién nacido a beber leche por primera vez: «Lo estaba haciendo con tanto amor, hablándole al ternero y limpiándole el sucio de la cara y tratando de llevárselo a su mamá», recuerda Lanigan.

Dentro de Lanigan surgió de inmediato un conflicto entre lo que era su trabajo y lo que él consideraba que era justo y correcto: ese noble animal, indefenso e inocente que estaba cuidando con tanto amor fue separado de su madre para que no tomara la leche que ella produjo para él y, de paso, pronto sería llevado al matadero y sería cortado en pedazos para ser comido.


 «Pensé cuán hipócrita estaba siendo al amar tanto a alguien para que todo al final terminara siendo tan distinto a ese amor».
 

Luego de esta profunda reflexión, Mike Lanigan decidió que más nunca enviaría a otra vaca o ternero al matadero y que convertiría su granja en un refugio donde todos ellos vivirían en paz hasta el final de sus vidas. Actualmente, Mike Laningan está al frente de Farmhouse Garden Animal Home con 21 vacas, gansos, caballos y un asno de guardia llamado «Buckwheat».

Este granjero que un día se benefició de la venta de de carne de animales ahora los cuida y su subsistencia consiste en la venta de vegetales y jarabe de arce. Y todo gracias a un cambio de corazón que le permitió entender que todos los animales desean vivir y además lejos del maltrato.

Al igual que él es mucho lo que podemos hacer cada uno de nosotros eligiendo opciones vegetales en nuestra alimentación para evitar que los animales sufran y que estemos más cerca de que todo sea una realidad: un mundo donde los animales sean respetados y protegidos.