Científicos desarrollan un método que refleja la calidad de vida que han tenido las gallinas a través de sus huevos

Científicos españoles han desarrollado un método que permite saber la calidad de vida que han tenido las gallinas a través de los huevos que ponen. La calidad de vida de una gallina que vive en libertad nunca será igual a aquellas que viven en jaula ya que factores como el lugar en el que habitan, la posibilidad de expresar un comportamiento natural y el alimento que consumen se ven reflejados en el huevo. 

En la investigación se distingue tres tipos de huevo: huevos tipo 1, que provienen de gallinas camperas de producción ecológica, huevos tipo 2, de gallinas criadas en el suelo, donde las aves tienen libertad de movimiento y se encuentran en un gallinero cubierto y huevos tipo 3 que son los huevos proveniente de gallinas que viven en jaulas en el interior de naves sin salida y en grupos reducidos. 

El método consiste en extraer por espectroscopia aplicada el líquido de la yema, y los resultados permiten verificar de manera analitica el sistema agricola y detectar el sistema de alojamiento y con ello garantizar la calidad y procedencia a fin de evitar fraudes en el etiquetado.

Porque algo es claro, las personas cada vez están menos dispuestas a comprar productos que involucren sufrimiento y pérdida de la calidad de vida de los animales. El etiquetado, permitirá identificar qué lo que se compra realmente sea lo que se dice, e incluso elegir no comprarlo si no cumple con los estándares de consumo del cliente y reemplazarlo por alternativas vegetales, por ejemplo.  


Fuente: https://www.nationalgeographic.es/ciencia/2019/07/sabes-cuales-son-los-cuatro-tipos-de-huevos-que-comemos