Argentina ante China: “No queremos ser una fábrica de pandemias”

Hace pocos días fue lanzada una campaña en Argentina respaldada por periodistas, activistas, artistas y abogados para detener la instalación de granjas industriales de cerdos en el país que producirían 9 millones de toneladas de carne de cerdo para China.

Esta acción ha tenido lugar luego de que fuera anunciado un acuerdo entre Argentina y China en el cual se habla de una “conexión estratégica” entre ambos países tanto en el comercio como en las inversiones. La reacción inmediata ante esta preocupante situación está condensada en el comunicado titulado “No queremos transformarnos en una factoría de cerdos para China, ni en una fábrica de nuevas pandemias” y que en pocas horas recogió miles de firmas.

La denuncia presentada en la petición indica que este proyecto implica riesgos para la salud colectiva y “elevadas consecuencias sociosanitarias y ambientales”. Igualmente, hacen referencia a una comunicación entre el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Felipe Solá, y el jefe de la cartera de Comercio de la República Popular China ZhongShan. “La Argentina podría producir nueve millones de toneladas de carne porcina de alta calidad y le daría a China absoluta seguridad de abastecimiento durante muchos años. Ya llegaron a un acuerdo sobre este proyecto la Asociación China para la Promoción Industrial y la Asociación Argentina de Productores Porcinos”, informó la cancillería argentina. 

“Pero ahora en vez de alimentar con nuestra soya a los cerdos chinos, vamos a pasar a entregarles a los animales directamente. Con todo lo que implica la cría industrial, zoonosis de todo tipo, y la resistencia bacteriana. 800 mil personas mueren por año por eso. Además de la contaminación del aire, agua, y profundización de un modelo agroindustrial que venimos denunciando”.

Marcos Ezequiel Filardi – Abogado de derechos humanos y soberanía alimentaria.

Trasladan la peste de Asia a América

Otros de los puntos señalados en el comunicado que busca detener este acuerdo de la campaña es que el acuerdo va en respuesta a la crisis de la Peste Porcina Africana en China. “Ya generó la matanza de 180 a 250 millones de cerdos chinos para evitar la propagación del virus y estiman que erradicar la enfermedad les podría demandar más de 10 años. La matanza fue de modos sumamente crueles como quemarlos o enterrarlos vivos, y eso disminuyó la producción entre un 20 y un 50 por ciento”.

El acuerdo implicaría instalaciones masivas de mataderos de cerdos únicamente para cumplir con intereses económicos y políticos del país asiático. “Más allá del contexto de crisis climática, ambiental, social, económica y del contexto de la pandemia, es tan repudiable matar 100.000.000 de cerdos como uno. Todas las vidas de todos los animales son importantes y por eso es clave la educación en derechos de los animales”, declaró la organización de defensa de los animales Animal Libre.

Bajo del hashtag #bastadesolucionesfalsas miles de personas han mostrado su rechazo al acuerdo y en el sitio Change.org circulan varias peticiones para exigirle que el estado argentino detenga el acuerdo. Una de ellas, titulada “No a la propuesta china para ser sus fabricantes de cerdos y de nuevas pandemias”, ya recogió más de 100 mil firmas.