5 razones para apoyar nuestra campaña #EnemigoDelPlaneta

Gracias a las evidencias recopiladas por nuestros investigadores en dos granjas del estado de Jalisco que albergan a más de 89,000 cerdos, pudimos constatar la dimensión real de los profundos daños medioambientales que la ganadería ocasiona. 

Antes esta alarmante realidad y la urgente necesidad de frenar todo estos riesgos presentamos 4 denuncias en contra de estas granjas para exigir a las autoridades competentes su clausura definitiva, la revocación de los permisos, licencias y autorizaciones con las que operan con total impunidad, así como la reparación del daño.

Conoce a continuación 5 razones contundentes para apoyar nuestras acciones: 

1.No te están diciendo la verdad

La evidencia que recabamos demuestra que las empresas que investigamos en el estado de Jalisco – uno de los estados de mayor producción ganadera – no reportan la cantidad de olores, gases, partículas sólidas y líquidas que emiten a la atmósfera y, además, que existen discrepancias en las declaraciones de su consumo de agua y manejo de residuos. 

2.Contaminan y malgastan nuestra agua

Es un hecho que la ganadería amenaza también nuestra sobrevivencia al derrochar nuestro recurso más preciado. En México, donde uno de cada 5 acuíferos está sobreexplotado y el 10% de los mexicanos no tiene acceso al agua potable siendo este un derecho fundamental, la industria gasta millones de litros de agua potable y, además la contamina.

Para producir un solo kilo de carne de cerdo utiliza la impresionante cantidad de 12,000 litros de agua. La falta de tratamiento de las heces de los cerdos acumuladas en los gigantesco estanques y el manejo de las mismas en estas granjas – que increíblemente tienen permisos para seguir activas – contaminan las fuentes de agua de las zonas circundantes además de todo el ecosistema. Nuestros drones recopilaron imágenes que muestran cómo las descargas a cielo abierto expulsan partículas que terminan infiltrándose en los suelos, eutrofizan mantos acuíferos y contaminan aguas subterráneas.

En todo el planeta, el excesivo consumo de agua para producir carne carne podría provocar que la escasez de agua afecte a un tercio de la población mundial en 2025 y que lleguemos a una situación crítica en 2050. ¡Necesitamos actuar ya!

3. ¿Hasta cuando seguirán jugando con tu salud y vida?

Los estanques que mencionamos anteriormente y que acumulan las heces y orina de los cerdos son el caldo de cultivo perfecto para enfermedades que pueden convertirse en pandemias. En ellos se pueden encontrar más de 100 patógenos diferentes que pueden enfermarnos gravemente ya que en un solo gramo de excremento porcino pueden concentrarse hasta 100 millones bacterias. 

En México, entre marzo y principios de 2009 tuvo lugar una pandemia a partir de un brote de infección por el virus de gripe porcina. La Dirección General de Epidemiología emitió una alerta epidemiológica nacional a todas las unidades de vigilancia y, entre  el 1 de marzo y hasta el 30 de abril, se informó de un total de 1.918 casos sospechosos que incluían  286 probables, 97 confirmados y un total de 84 muertes. Las cuatro zonas más afectadas fueron  el Distrito Federal (213 casos), Guanajuato (141), Aguascalientes (93) y Durango (77). En otros estados también se identificaron casos sospechosos y probables en todos los grupos de edad.

A estas empresas no les importa tu salud y seguridad. Se están lucrando a costa de ella, de la destrucción que provocan en el planeta y del sufrimiento de millones de animales. Y esto no lo podemos permitir.

4. Son factor principal del cambio climático

Los estanques con las excretas de los cerdos también producen gases de efecto invernadero como óxido nitroso, metano y la volatilización de amoníaco que ya se ha comprobado que contribuye a intensificar las infecciones y agravaciones por la enfermedad provocada por el COVID-19. Por su parte, el oxido nitroso (N2O) es un gas hasta 300 veces más poderoso que el CO2.  El impacto de la industria ganadera es tal que no solamente emite el 15% de los gases totales de efecto invernadero sino que utiliza el 83% de la tierra cultivable.

5.Son crueles con los animales

Además de los terribles daños ambientales que provocan al planeta y a tu salud, estas empresas son brutalmente crueles con los animales que crían para producir carne ya que solamente los ven como recursos de los cuales sacar el máximo provecho.

Para abaratar los costos de producción los obligan a vivir en horribles condiciones y durante sus cortas vidas solo conocen el sufrimiento y el miedo siendo sometidos a prácticas barbáricas y crueles.

¡Ayúdanos a detener hoy al enemigo del planeta!

¿Qué podemos hacer?

Nuestras denuncias ya han sido introducidas y estamos avanzando para detener el impacto destructivo de estas empresas que también ponen en riesgo tu seguridad y salud.  

Únete a la denuncia para que las autoridades hagan clausura inmediata y definitiva de estas granjas.

¡Ayúdanos a detener al Enemigo el Planeta!