Pescado

Encuentran rastros de mercurio en pescados y mariscos

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (FDA y EPA por sus siglas en inglés) [1]casi todos los pescados y mariscos contienen rastros de mercurio. Altos niveles de este metal fueron encontrados en la carne de tiburón, pez espada y caballa o lofolátilo.

Entre algunos de los efectos negativos que provoca la ingesta de mercurio se encuentran daños al sistema nervioso, funciones del cerebro, cromosomas, irritación de la piel y efectos negativos en la reproducción como defectos de nacimiento y abortos. 

A pesar de que tanto la FDA como la EPA señalaron que el peligro está relacionado con la cantidad de pescado que se consuma, este no es el único riesgo. Otros tipos de contaminantes como las dioxinas y los PCB (sustancias químicas orgánicas cloradas de alta toxicidad y persistencia en el medio ambiente) se encuentran en el pescado y están relacionados con cánceres y problemas reproductivos. 

Un estudio de 2005 [2] en el que fueron analizados los niveles de estos compuestos cancerígenos en salmones criados en granjas y en salmones salvajes demostró que muchos salmones del Atlántico criados en piscifactorías (granjas de peces) contienen concentraciones de dioxinas que, aunque consumidas en cantidades moderadas, plantean elevados riesgos para la salud relacionados con el cáncer y no relacionados con el cáncer.

Algunas personas consideran necesario incluir el pescado en su alimentación por la preocupación de ingerir cantidades suficientes de ácidos grasos omega-3. Pero lo cierto es que un artículo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition demostró que una persona vegana que lleve una alimentación saludable con un bajo contenido de ácidos grasos omega-6 podría tener disponibles cantidades suficientes de ácidos grasos omega-3 de cadena larga. 

[1] https://www.fda.gov/food/metals/mercury-levels-commercial-fish-and-shellfish-1990-2012

[2] Foran JA, Carpenter DO, Hamilton MC, Knuth BA, Schwager SJ. Risk-Based Consumption Advice for Farmed Atlantic and Wild Pacific Salmon Contaminated with Dioxins and Dioxin-like Compounds. Environmental Health Perspectives. 2005;113(5):552-556.