5 motivos por los cuales la pesca es extrema crueldad

La evidencia científica ha demostrado que los peces son animales sensibles capaces de sufrir dolor y miedo, tan capaces de expresar sufrimiento o disfrute como los pájaros, los reptiles o los mamíferos. Y a pesar de esto los peces siguen siendo los animales más maltratados e incomprendidos del planeta.

Lo anterior se debe a que no existe un animal más consumido y matado en todo el planeta que los peces. Y además de esto, no existen leyes que protejan a estos animales dotados de gran inteligencia y sensibilidad de la extrema crueldad y violencia a los que los somete la pesca.  A continuación, 5 motivos por los cuales  sus terribles prácticas son tan crueles como devastadoras.

1.El número de animales que mata

Cada año, la pesca industrial captura globalmente a un número de peces equivalente a la población humana de 142 planetas Tierra y 120.000 millones de peces más son criados en piscifactorías.

2.Morir de asfixia

Cuando son arrancados del mar y subidos rápidamente dentro de las gigantescas redes de pesca, los peces no solamente se asfixian sino que debido a la descompresión sus órganos internos explotan ¿Puedes siquiera llegar a imaginar algo más doloroso que esto?

3. Las piscifactorías son el infierno para los peces

En las granjas de peces o piscifactorías los peces permanecen recluidos dentro de jaulas en el mar o ríos, y en tanques si se encuentran en la superficie. Dentro de ellas las condiciones de vida son tan extremas que sufren de depresión severa y pueden llegar a desarrollar actitudes suicidas por la falta de estímulo y las condiciones de hacinamiento. Los métodos de matanza son crueles: la electrocución, los golpes o la asfixia.

4. La pesca está vaciando los océanos

En los últimos 50 años las poblaciones marinas han disminuido casi en un 50% y las de algunas especies hasta un 70%. Todo esto se debe a que, aunado a los efectos del cambio climático, la pesca industrial está devastando nuestros océanos.

5. Los peces están desamparados por la ley

Aún cuando existen normas que regulan el bienestar de los animales de granja, para los peces no existe ninguna normativa que los proteja de la crueldad de la pesca industrial y de las piscifactorías. En la práctica se podría decir que hacen lo que quieran con ellos y, de hecho, así es cómo ocurre.  

Podemos hacer una gran diferencia para ellos al sustituir su carne por las múltiples alternativas que hay disponibles. Visita Love Veg para más información y también su increíble recetario para sustituir el pescado.