EL TORMENTOSO TRANSPORTE DE ANIMALES VIVOS

Nuestros investigadores obtuvieron imágenes que muestran el dolor y el tormento de decenas de miles de borregos mientras son embarcados desde España para enviarlos a cientos de kilómetros en camión y luego obligados a viajar largas distancias por mar a veces por hasta diez días para ser matados mientras están plenamente conscientes después de su llegada.